BRABUS

Altísimo nivel de calidad

Las preparaciones de Brabus son asociadas al altísimo nivel de calidad y de exigencia que ofrecen sus productos. Pocos pueden competir con esta marca cuando se trata de modificar un Mercedes, un Maybach o un smart. Es el mejor preparador de coches que hay en el mundo y tienes el privilegio de permitir alcanzar un nivel de exclusividad imbatible y un estatus con él.

 

Hay quien cree que Brabus es propiedad de la marca de la estrella, pero fue creada como compañía independiente por Klaus Brackmann y Bodo Buschmann en 1977 en la ciudad de Bottrop, en Renania del Norte, Alemania. Su nombre, de hecho, es el acrónimo resultante de combinar el inicio de los dos apellidos de sus fundadores.

Logran su objetivo de mejorar el rendimiento de los productos de la casa Mercedes desplegando una oferta de productos de alta precisión y tecnología compuesta por kits de motor y de carrocería, alerones de perfil bajo, complementos en fibra de carbono, llantas de aleación de múltiples piezas fabricadas por ellos mismos y otras mejoras como el diferencial autoblocante. En su interior, no faltan los revestimientos de materiales nobles de deportiva elegancia, así como un tipo de cuero flexible y transpirable denominado mastik que te envolverá con la suavidad de la seda.

Brabus equivale a prestaciones, calidad, eficacia, dinamismo, exclusividad y deportividad. Era rival directo de AMG hasta que Mercedes-Benz se hizo con el control de esta otra compañía de preparaciones deportivas en 1999. Brabus prefirió permanecer independiente, escogió poder ofrecerte un amplio catálogo de modificaciones a la carta que satisficiera tus necesidades y preferencias. Eligió que fueras tú el dueño de tus propias decisiones… y de tu destino.

 

Artículos Relacionados

Marcas / 10 Feb, 2019

ABT

La firma de alta tecnología deportiva ABT tiene como objetivo mejorar las prestaciones y el diseño de los modelos del grupo VAG (Audi-VW). Brillo con identidad propia.

Marcas / 07 Feb, 2019

BBS

Un referente en el sector Cuando Michael Schumacher ganó el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en 1995, lo hizo con unas BBS. También eran estas llantas las que calzaba el Porsche 935 K3 de Klaus Ludwig que venció en Le Mans en 1979, y las que triunfaron en Daytona en los ochenta, y en […]