Sprint Filter C-Tech

C-Tech para Honda Civic Type R FK8

C-Tech es una nueva familia de productos de Sprint Filter, diseñada específicamente para deportivos y superdeportivos, fruto de los 65 años de experiencia de Sprint Filter en la dinámica de fluidos y en competición. Y es que este nuevo filtro de aire C-Tech con su caja de admisión en fibra de carbono es fruto de la colaboración técnica entre Sprint Filter y JAS Motorsport (la entidad que fabrica los Honda para rallies y campeonatos de superturismo). Y ese trabajo conjunto en competición también se aprecia en algunas de las características del nuevo filtro de aire, como sus altas prestaciones, ligereza, exclusividad y facilidad de montaje. Son características propias de cualquier coche o recambio de competición.

Fruto de la competición

Siguiendo con esta tradición, la primera referencia del filtro C-Tech disponible es para el Honda Civic Type R FK8. Durante las últimas dos temporadas, la versión TCR del Honda Civic Type R FK8, diseñada y ensamblada por JAS Motorsport, compitió en el mundial de TCR y obtuvo una victoria de clase en las últimas 24 Horas de Nürburgring equipado con una admisión de aire universal KD1TCR. Con toda esa experiencia acumulada en competición fue fácil diseñar una admisión de aire para el modelo de calle.

La admisión de aire C-Tech cuenta con el filtro de aire P08 específico y una caja de admisión en auténtica fibra de carbono (las piezas que lo componen se procesan exclusivamente en un horno autoclave). La facilidad de montaje, el cual se puede llevar a cabo en pocos minutos y sin necesidad de modificar algún elemento del coche o efectuar ajustes en la puesta a punto. La facilidad de montaje es también un requisito primordial en competición, los mecánicos no pueden perder tiempo con un elemento difícil de montar cuando el coche entra en boxes.

Por su parte la caja de admisión está compuesta por dos mitades, para así poder limpiar el filtro de aire con facilidad, y ha sido diseñada para adaptarse perfectamente al vano motor del Type R. Cuenta con todos los soportes en fibra de carbono e incluso las tomas para los cables de la sonda de aire, imprescindible para el buen funcionamiento del 2.0 litros turbo de 320 CV.

La admisión de aire de serie del Civic Type R pesa 2,3 kg, mientras que la C-Tech pesa tan solo 811 gramos. Reducir el peso es el primer paso para obtener mejores prestaciones, y el segundo es tener más potencia. En ese sentido, la admisión C-Tech al mejorar notablemente el flujo de aire, permite una óptima combustión y un mejor funcionamiento del turbo.

 

Solo con mejorar la admisión de aire, el Civic Type R gana 10 CV y 50 Nm

La revista especializada en preparaciones mecánicas y de referencia en Italia, Elaborare, ha probado en un banco de potencia un Honda Civic Type R estrictamente de serie en todos sus apartados, salvo por la admisión de aire C-Tech. El coche contaba con 10.000 km en el momento de la prueba, es decir, el rodaje ya estaba más que hecho. Los resultados fueron muy positivos.

En configuración de serie, es decir, sin la admisión de aire C-Tech, el Type R dio 296,8 CV a 6.476 rpm, mientras que una vez instalada la admisión C-Tech, el Type R dio 311,7 CV a 6.477 rpm. Y no es solo una cuestión de potencia, el par máximo también se incrementa. La primera medición, sin la admisión C-Tech, arrojó un máximo de 39,91 mkg (391 Nm), mientras que equipado con el sistema C-Tech, el par alcanzó un máximo de 45 mkg (441 Nm).

En pista, Elaborare midió las diferencias en prestaciones del coche sin la admisión C-Tech y posteriormente equipado con el sistema C-Tech. En el 0 a 100 km/h, el Type R de serie paró el crono en 6,4 segundos, mientras que con el C-Tech efectuó el 0 a 100 km/h en 6,2 segundos. Mejorar el crono en 0,2 segundos solo con una buena admisión de aire no está al alcance de todos.

Más impresionante e importante es la mejoría en las recuperaciones, de 80 a 140 km/h. En quinta marcha, el Type R lo hace en 8,3 segundos, mientras que equipado con el C-Tech es capaz de ejecutarlo en 6,6 segundos. Repito, en quinta, una marcha larga. Esto demuestra por una parte el increíble potencial que esconde el motor de Honda y por otra parte los beneficios que aporta la admisión de aire C-Tech al motor. Y todo ello porque la admisión se encarga de mejorar el flujo y la cantidad de aire que entra en el motor. Al fin y al cabo no podemos olvidar que sin aire en el motor, no habría combustión. Y una buena admisión de aire es la manera más sencilla, económica y eficaz de mejorar las prestaciones de un vehículo.

Texto: Daniel Murias

 

Artículos Relacionados

Articulos / 30 May, 2019

Novitec Ferrari 812 N-Largo

Novitec completa su oferta para Ferrari con el N-Largo 812 Superfast. Una versión ensanchada y radical con 840 CV a disposición de su piloto.

Articulos / 22 Jul, 2019

Novitec McLaren 600LT

Con esta preparación de Novitec, el McLaren 600LT “Long Tail” supera a su hermano mayor el McLaren 675LT. Todo un supercar.